Oh I'm just counting

Jorge Burgos, exministro a Cambio21 y decisión del Gobierno de no querellarse contra líder mapuche que llamó a la "resistencia armada": No conózco las razones pero "Llaitul es jefe de una asociación ilícita delictual. Pediría que se pongan las pilas"

Por Teresa Frías


La ministra del Interior y Seguridad Pública, Izkia Siches, anunció un Estado de Excepción “acotado” para la Macrozona Sur, que permitió el despliegue de las Fuerzas Armadas para asegurar el libre tránsito y la seguridad de las rutas en La Araucanía y en las provincias de Arauco y Biobío, tras 50 días sin esta medida.

Frente a esta decisión el exdiputado, exsubsecretario y exministro del Interior y de Defensa, Jorge Burgos aseguró que “el gobierno se encontró con una situación que no se supo dimensionar la envergadura que tenía, también había una cierta creencia equivocada que con la llegada de un gobierno de izquierda, que había sido empático con declaraciones de grupos ultras de la zona y eso acompañado de mucho dialogo que se anunciaba, bueno se creyó que se iba a producir una baja en el accionar de los grupos delincuenciales y eso no ha ocurrido”.

Por otra parte, en conversación con Cambio21 también se refirió a la idea planteada por los colectivos de izquierda  de la Convención, quienes buscan que el quórum de reforma del nuevo texto constitucional sea de 2/3 de los parlamentarios en ejercicio hasta que asuma el nuevo Poder Legislativo en 2026.

¿Cuál es su opinión sobre la situación en la macrozona sur y el estado de excepción acotado implementado por el gobierno?

La situación de la denominada macrozona sur es dramáticamente compleja desde el punto de vista de seguridad, los grados de comisión de delitos,  muchos de ellos impunes, la situación que vive la gente de paz que es la inmensa mayoría, es cada día más compleja, basta con oír lo que dicen las autoridades.

El gobierno se encontró con una situación que no se supo dimensionar la envergadura que tenía, también había una cierta creencia equivocada que con la llegada de un gobierno de izquierda, que había sido empático con declaraciones de grupos ultras de la zona y eso acompañado de mucho dialogo que se anunciaba. Se creyó que se iba a producir una baja en el accionar de los grupos delincuenciales y eso no ha ocurrido.

A mi juicio, el haber declarado estado de excepción fue afortunado, esto pese a haberlo quitado por dos meses. El Presidente de la República debe responder por la seguridad desde el punto de vista político y eso obviamente se veía en tela de juicio.

¿Qué le parece a usted la decisión del gobierno de no querellarse contra Héctor LLaitul que dijo que había que organizar la resistencia armada en La Araucanía?

Creo que esa es una decisión discutible a lo menos. No conozco mucho el porque de las razones que no lo hacen, pienso porque creen que es inútil desde el punto objetivo.

El señor Llaitul es el jefe de una asociación ilícita delictual. El gobierno debiese analizar esa decisión y estudiar más seriamente ejercer una acción contra los jefes de la asociación ilícita.  

El ministerio público también debería estudiar y pensar en hacer una querella. Pediría que alguna autoridad, en término bien coloquiales, se pusiera las pilas.

¿Qué le ha parecido la labor de la ministra del Interior Izkia Siches?

Como a la inmensa mayoría de la gente. En materia de seguridad pública, una performance dilatoria, con declaraciones con graves errores, aparentemente está siendo analizada (su labor) por el propio gobierno. Le tiene que ir mejor, el comienzo ha sido difícil y complejo por errores propios y situaciones complejas.

¿Qué le parece esta idea de los convencionales de subir a 2/3 quórum para que actual Congreso modifique nueva Constitución?

Lo lógico sería que si el constituyente ha propuesto quórum de modificación y propuesta de sistema de modificación para aplicarse permanentemente esos quórum entren en vigencia al momento de aprobarse la constitución.Me parece que el hecho que se establezca un quórum tan alto no corresponde. Es una cosa bien contraria. Esto es un candado sin ninguna razón

¿Usted está por la opción del Apruebo o del Rechazo?

Voté por el apruebo en el plebiscito de entrada, en la esperanza que la propuesta constitucional tuviera una mejoría de lo que tenemos, que fuera una oportunidad de tener una constitución con la mayoría de los chilenos, temas sociales y cambios institucionales.

Pero, desde mi punto de vista esta constitución no representa a la gran mayoría de los chilenos, el texto no me ha gustado, y estoy pensando seriamente en la posibilidad de votar rechazo.

Particularmente no me gusta que se le haya quitado el carácter de poder al Poder Judicial, que se haya instalado una institución dentro del poder judicial que es más política que jurídico, lo encuentro peligroso para la democracia.

Evidentemente la constitución del 80 cómo nace no es la mejor con todo lo que implica, sin embargo la nueva constitución de Ricardo Lagos y tras todas las modificaciones que se le hicieron es mucho mejor. Aunque, soy un convencido que en el evento que gana el rechazo es una obligación de los políticos buscar un mecanismo para proponer una nueva constitución.

Frente a la desaprobación del gobierno ¿Cuál sería la salida que tiene para repuntar?

Tiene que mostrar más coherencia, si lo hacen como el ministro Mario Marcel que lo ha hecho en temas económicos y lo implementan en todas las otras carteras lo va a ayudar. La ciudadanía siempre ha premiado la búsqueda de acuerdos y de coherencia.