Exdueño de supermercado Lider compara situación del país con años previos a 1973

El empresario Nicolás Ibáñez, excontrolador del grupo DyS, envió un mensaje a sus amigos más cercanos, afirmando que el socialismo del siglo XXI “es cada día más sutil”.

El empresario Nicolás Ibáñez, excontrolador del grupo DyS, propietario de los supermercados Lider y Ekono, envió un mensaje a sus amigos más cercanos en el que comparó la situación actual que vive el país con los años previos al golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.
 
Ibáñez, quien en 2014 terminó de traspasar la propiedad de su empresa a Walmart, es un reconocido admirador del régimen de Augusto Pinochet y financista de fundaciones vinculadas a la extrema derecha, situación que evidencia en el texto en el que llamó a “reflexionar acerca de cómo el control sobre la educación, las comunicaciones y la cultura en general por parte de los sectores socialistas, unido a nuestra complacencia y fatal ignorancia, les permite reescribir la historia, ser descaradamente inconsecuentes y cometer las injusticias más repulsivas“.
 
En este contexto, el hombre de negocios fundamentó su postura afirmando que el socialismo del siglo XXI “es cada día más sutil”, y afirmó que “no habría sido necesario recurrir a nuestras Fuerzas Armadas si no fuera porque sectores de nuestra sociedad, siguiendo las directrices de Cuba y la Unión Soviética, renunciaron a la vida civilizada y formalmente resuelven abrazar la vida armada“.
 
Cabe recordar que tras el traspaso de la propiedad de su empresa al grupo norteamericano, Ibáñez enfrentó duros cuestionamientos por parte del Servicio de Impuestos Internos, tras adeudar U$60 millones al fisco por el no pago del tributo correspondiente a la venta de DyS.
 
Revisa el texto difundido por Nicolás Ibáñez, a continuación:
 
Queridos amigos,
 
La hecatombe de que nos salvó el pronunciamiento militar tiene un origen claro.
No habría sido necesario recurrir a nuestras Fuerzas Armadas si no fuera porque sectores de nuestra sociedad, siguiendo las directrices de Cuba y la Unión Soviética, renunciaron a la vida civilizada y formalmente resuelven abrazar la vida armada.
 
En este día, cuando celebramos el aniversario 44 del pronunciamiento militar del 11 de Septiembre, me permito invitarle a un ejercicio corto y a tres brevísimas reflexiones:
 
– Leer este documento donde se resume lo acordado en el Congreso de Chillan del Partido Socialista.
 
 
– Reflexionar acerca de los acontecimientos que tienen que haberse producido antes del año 1967 en nuestro país y si es factible que hayan similitudes con el fenómeno actual de la Nueva Mayoría.
 
– Reflexionar acerca de cómo el control sobre la educación, las comunicaciones y la cultura en general por parte de los sectores socialistas ,unido a nuestra complacencia y fatal ignorancia, les permite reescribir la historia, ser descaradamente inconsecuentes y cometer las injusticias más repulsivas.
 
– Reflexionar acerca de lo que usted, abandonando la complacencia e ilustrándose mejor, hoy puede hacer para evitar que nuestro querido país se encamine hacia la división, la intolerancia, el populismo y la acción totalitaria de un Estado omnipresente.
 
Cabe notar que hoy no se habla de la “dictadura del proletariado” ni de la “vía revolucionaria”. El socialismo del siglo XXI es más sutil. Una vez conquistado el poder por la vía democrática, desnaturaliza la vida democrática para perpetuarse en el poder. El ejemplo más claro lo ofrece Venezuela cuyo proceso revolucionario ha sido sutilmente avalado por la Nueva Mayoría.
 
Todo parece indicar que el tipo de drama que se inició el año 1967 en Chile sigue siendo posible.
 
Atentos saludos,
Nicolás Ibañez S.