De ripley: Formalizan por tortura a tres gendarmes que flagelaron a interno en cárcel de Arica

Los funcionarios fueron imputados en calidad de autores de los ilícitos. El reo sufrió lesiones de mediana gravedad, según el parte médico.

Los gendarmes involucrados, según la formalización, fueron identificados como el subteniente Víctor Vivar, el sargento segundo Luis Riffo y el cabo Tommy Tejada. Todos fueron formalizados quedando bajo las medidas cautelares de arraigo y prohibición de acercarse a la víctima.

Se trata de la primera formalización de cargos en la región por el delito de tortura, en el marco de la nueva Ley 20.968. La investigación la llevó a cabo la fiscalía de Arica en contra de tres funcionarios de Gendarmería, quienes agredieron y dejaron con lesiones de mediana gravedad a un interno del Complejo Penitenciario de Acha, el pasado 15 de enero, luego que dos internos protagonizaran una pelea al interior del módulo A-4, resultando uno de ellos con una herida cortopunzante en su estómago.


Según se expresó en la audiencia, el sargento Riffo registró al autor de la lesión, I.P.L., incautándole un arma blanca; sin embargo y pese a que este último se encontraba reducido lo arrojó al suelo boca abajo para luego sentarse sobre su tórax, cargando sus rodillas sobre sus brazos, propinándole golpes de puño en su rostro y cabeza hasta que perdió el conocimiento.


Posteriormente procedió a trasladar al agredido esposado a la espalda hasta el módulo 1, oportunidad que otro de los involucrados, el subteniente Barría, continuó golpeándolo con sus pies y puños, acción a la que se sumó el cabo Tejada.


La indagatoria estableció que tras ello Riffo tomó un cuchillo y de manera violenta comenzó a cortarle el cabello al interno, rociándole además gas en el rostro.


Producto de la agresión, I.P.L. resultó con contusión costal y observación de fractura.