Oh I'm just counting

Operación Huracán: INDH se querelló por manipulación de pruebas contra comuneros

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) presentó este martes, en el Juzgado de Garantía de Temuco, una querella en contra de todos quienes resulten responsables de la supuesta implantación de pruebas falsas en los celulares de los comuneros mapuche que fueron imputados y luego sobreseídos en el marco de la denominada "Operación Huracán".

La acción judicial fue interpuesta por el jefe regional del INDH en La Araucanía, Federico Aguirre, y considera como primer elemento "el derecho a la libertad personal".

"Ocho personas permanecieron durante 26 días privadas de libertad en mérito de antecedentes que fueron allegados a un proceso judicial; unos antecedentes que –toda la información con la que cuenta el Instituto Nacional de Derechos Humanos, que además es pública y notoria- adolece de vicios, carece de veracidad; antecedentes que, a nuestro entender, son falsos", dijo Aguirre, quien no descartó que situaciones similares puedan haberse dado en otras causas que involucran a comuneros mapuche.

En paralelo, este martes se realizó, en dependencias de la Fiscalía Nacional, en Santiago, una "cumbre de fiscales" presidida por el jefe del Ministerio Público, Jorge Abbott, y en la que participaron tambíén los persecutores regionales de La Araucanía, Cristián Paredes; Los Ríos, Juan Agustín Meléndez; y Aysén, Carlos Palma.

Este último es quien encabeza, desde ayer, todas las causas relativas a la adulteración de evidencias y obstrucción a la Justicia. Al término de la cita comentó que, según la información disponible, hay elementos para pensar que efectivamente hubo una manipulación.

"En la investigación que se llevaba en la IX Región existen tres informes periciales respecto a la eventual manipulación de pruebas (...) En principio, por supuesto que tres informes periciales emanados de distintos organismos (que llegan a las mismas conclusiones) dan pábulo para pensar que esto es así", dijo.

Palma subrayó que la Operación Huracán en sí "no forma parte" de su investigación, -"que tiene que ver con la eventual obstrucción de la investigación o falsificación de instrumento público"-, pero sí "los peritajes" en cuestión.

"En ese contexto, no descarto realizar otras pericias. Creo que hay que analizar el tenor de las conclusiones periciales –que es lo que estoy haciendo en estos momentos- y evaluar si, eventualmente, corresponde o no realizar algo distinto", agregó el fiscal aysenino.

El persecutor evitó referirse a la petición del Gobierno para que se liberara el secreto sobre la carpeta investigativa. Además señaló que el Consejo de Defensa del Estado ya está en conocimiento de las presuntas irregularidades, y esto podría dar pie a una eventual querella de dicho organismo.