La descriteriada historia del "canuto" loco que subió al altar a increpar a Bachelet en Te Deum evangélico

Definición wikipedia de canuto: En Chile, se llama así a los seguidores de Juan Canut de Bon y en general a todas las iglesias evangélicas. Canut de Bon fue un predicador español que difundió su fe protestante y fundó Iglesias evangélicas en Chile durante el siglo XIX. No es primera vez que Eduardo Durán Salinas se enfrenta a Bachelet. Lo hizo en forma grosera también en 2013, cuando era Gobernador nombrado por Piñera, que lo miró complaciente el domingo pasado. Foto: Durán con Piñera en las oficinas del ex mandatario

Por Alfredo Peña R.

Eduardo Durán Salinas estaba feliz el domingo. Había cumplido con Piñera que lo nombró como su Gobernador en el Ñuble durante todo su Gobierno, había dado un golpe "bajo" a la máxima autoridad del país -a la Presidenta Bachelet, le había demostrado a su padre, el Obispo de la Iglesia Metodista Pentecostal, Eduardo Durán Castro, que ya era un político "hecho y derecho" y bien de derechas y de paso lanzó su candidatura a diputado por RN usando el altar de la denominada Catedral Evángelica.

Durante más de nueve minutos, Eduardo Durán Salinas, más conocido como "el loco Durán" en círculos evángelicos, se subió al altar de la Catedral de esta agrupación cristiana, lanzó duras diatribas en contra de la Presidenta Bachelet, usó TVN en directo en todas su frecuencias y una semi cadena nacional de televisión que sólo se vió opacada por el paso del Huracán Irma que llegaba ese día domingo a Miami. De paso, con su traje azulino, lanzó miradas cómplices a quién le dió una oportunidad en la política, Sebastián Piñera, quién lo designó Gobernador de Ñuble durante los cuatro años que duró su gobierno. Su tarea estaba cumplida.

 

Ku Klux Klan chilensis

La facción evángelica de los Durán, es la más ultra derechista y conservadora de esta iglesia. Son una especie de Ku Klux Klan chilensis. Se oponen a todo o casi todo. Están en contra del aborto en todas sus acepciones; contra las separaciones matrimoniales; obvio, contra el divorcio; y apoyaron (y apoyan) fielmente a la dictadura y a Pinochet.

Es más, el Te Deum o acción de gracias evángelico no existía. Y esta facción cristiana -luego de las críticas de Pinochet en plena dictadura a la Iglesia católica y a su Cardenal, el salesiano Raúl Silva Henríquez- decidió "bajar el perfil" al Te Deum católico que se realiza todos los 18 de septiembre.

Para ello, militares y obispos evángelicos idearon en 1976 que el domingo anterior al dieciocho, se realizaría esta misa de acción "por la Patria". Pinochet era fervorosamente aplaudido por las huestes evángelicas, mientras la Iglesia católica que encabezaba Silva Henríquez ideaba fórmulas para ayudar a los perseguidos, torturados, exiliados y obviamente a los famiiares de los detenidos desaparecidos. Los evángelicos nunca o casi nunca criticaron al regimén militar y hay muy pocas evidencias que ayudaron a los que eran violados en sus derechos humanos.

Pero el "loco" Durán tiene una historia de polémicas en la política. Llegó a militar a Renovación Nacional, según actuales diputados de RN, con el apoyo del actual secretario nacional de este partido, Mario Desbordes, quién ha sido el personero político que más le ha dado apoyo por sus groseras diatribas contra la Presidenta Bachelet.

"El tipo es impulsivo, con rasgos mesiánicos, y muy frecuentemente agresivo, llevado a sus ideas" señala un integrante de esta iglesia  a Cambio21. "Siempre quiere tener la última palabra", agrega.

"Nos sorprendió a todos" señala el Obispo Emiliano Soto que vió que Durán Salinas subía al estrado religioso a lanzar su proclama política contra el gobierno con la complacencia de Sebastián Piñera. "Fue un aprovechamiento político" reitera Emiliano Soto que agrega que se habían reunido con el padre del "loco" Durán a organizar el Te Deum y nunca estuvo en el programa, el diácono Durán Salinas.

Pelea en Chillán

Pero las "locuras" de Durán Salinas no se detienen en el Te Deum el domingo pasado.

En su época de Gobernador, nombrado por Piñera, tuvo varios desencuentros con la entonces oposición, hoy en el Gobierno.

"Daba órdenes y luego contra ordenes, utilizaba de mala manera a Carabineros y a la policia de Investigaciones. En vez de ser Gobernador, era un operador político de cuarta categoría. Es muy autoritario", señala un dirigente de la DC de Chillán.

En el PS señalan que en RN lo colocaron de Gobernador para potenciarlo como candidato a diputado, a sabiendas que el parlamentario de esa zona, Rosauro Martínez, -un ex militar acusado de delitos de lesa humanidad y desaforado- dejaría el Congreso.

Lo particular es que la apuesta de dejarlo como reemplazante de Rosauro Martínez no resultó: "Piñera terminó su mandato el 11 de marzo de 2014 y Durán el 12 de marzo se fue de Chillán y no volvió más", nos señalan.

Pero los desencuentros con Bachelet no son nuevos: corría el 2013 y todo indicaba que Bachelet sería nuevamente Presidenta de Chile. Era fines de ese año y la actual mandataria cerraba su campaña en Chillán.

Para organizar una manifestación y ocupar las plazas o calles hay que pedir permiso al Intendente o al Gobernador de la zona. Los organizadores del evento pidieron permiso al intendente piñerista del BioBio, Víctor Lobos. Este aceptó pero les pidó que consultaran con el Gobernador Eduardo Durán Salinas.

La avanzada bacheletista había decidido hacer el evento político-artístico cerca de la Plaza de Armas, pero Durán se opuso. Incluso dió órdenes al Prefecto de Carabineros a "que usara toda la fuerza para que no se realizara el acto". El jefe policial tuvo más criterio y esperó una orden del Intendente. Luego de varias gestiones, y con la oposición de Durán, el evento se realizó en la plaza de Armas, donde llegaron más de mil personas.

Descriteriado

"Este sujeto, que tiene un criterio limitado, es un descriteriado", señala a Cambio21 el senador Felipe Harboe que vivió ese tenso momento.

"Este tipo mandó a desalojar el lugar. Se comportó como es: un inmaduro, impulsivo. No estaba a la altura de un Gobernador", reitera Harboe.

Le preguntamos al senador si cree que Durán ha cambiado. Y es tajante: "Claramente no. El domingo intentó congraciarse con Piñera. Y si uno lee los tuiter de Piñera y su jefe de comando, Andrés Chadwick, durante y después de la ceremonia, estaban felices con lo que había pasado"

Y hoy el senador de derecha Manuel José Ossandón se refirió a este tema: "No comparto las declaraciones de Piñera.  Siento que no fueron republicanas, porque la Presidencia de la República merece todo el respeto" aludiendo a que el Piñerismo en pleno "aplaudió" la grosera acción del "loco" Durán.