Investigadores detectan 15 misteriosas señales de radio desde el espacio

Actualmente, aunque la fuente ya es conocida y ha emitido un gran número de señales, hasta ahora no se habían registrado de forma tan frecuente (15 señales en cinco horas), por lo que los investigadores han pedido ayuda a la comunidad para determinar qué es lo que está causando la anomalía.

Un grupo de investigadores del millonario proyecto de búsqueda de vida extraterrestre Breakthrough Listen anunció el descubrimiento de unas extrañas señales de radio, provenientes de una galaxia enana situada más allá de la Vía Láctea.

Las señales, conocidas como “estallidos rápidos de radio” (FRB, por sus siglas en inglés) son emisiones breves pero potentes que aparecen durante milisegundos y luego desaparecen. Fueron descubiertas en 2007 y desde entonces han llamado la atención no sólo por su procedencia, por entonces desconocida, sino por conocer qué los provoca. Las tesis para explicarlo van desde pulsares, agujeros negros hasta “cataclismos cósmicos” como colisiones de dos estrellas o una supernova, o incluso señales extraterrestres, como lo postulan científicos de Harvard.

Actualmente, aunque la fuente ya es conocida y ha emitido un gran número de señales, hasta ahora no se habían registrado de forma tan frecuente (15 señales en cinco horas), por lo que los investigadores han pedido ayuda a la comunidad para determinar qué es lo que está causando la anomalía.

Debido a su corta duración, y por la poca amplitud de los radiotelescopios al mirar al cielo, sólo se han detectado unas dos docenas de FRB, en este caso, provenientes de la galaxia FRB 121102, ubicada a 3 mil millones de años luz de la Tierra.

Además, las señales se encontraban en frecuencias más altas que cualquier fenómeno visto antes: “pensábamos que no existían las emisiones a frecuencias altas o bajas, pero ahora creemos que sí”, señala Avi Loeb de la Universidad de Harvard. “Es el doble de la frecuencia típica que se registró anteriormente”.

Un rango más alto de frecuencias podría hacer más fácil la detección de FRB repetitivos como FRB 121102, algo crucial porque todos los intentos actuales de explicación tienen sólo una fuente. Sin embargo, también agrega otra capa de incertidumbre que podría hacer que el mecanismo que produce estos eventos sea aún más difícil de determinar.

“Todavía no he visto a nadie ofrecer una buena explicación de cómo podría suceder”, indica Peter Williams, también en la Universidad de Harvard.

Asimismo, es claro que estas emisiones, con energía similar a 500 millones de soles en milésimos de segundo, ya no existen, y se generaron cuando la Tierra apenas se iniciaba.

Los científicos de Breakthrough Listen llamaron a la comunidad a explorar las señales mientras estén activas, y se espera publicar los resultados lo antes posible.