William y Harry y la intimidad del funeral de Diana: "Ella caminaba junto a nosotros"

Los príncipes realizaron las declaraciones en el documental "Diana, siete días", que relata los hechos que ocurrieron durante la semana siguiente al fatídico accidente en el que Lady Di perdió la vida.

La imagen es imborrable y recorrió el mundo: William y Harry, de 15 y 12 años respectivamente, junto a su padre, el príncipe Carlos; su abuelo, el duque de Edimburgo, y su tío, el conde Charles Spencer, caminaban detrás del ataúd de su madre ubicado sobre un carruaje tirado por caballos, para acompañarla en su despedida en la abadía de Westminster.
 
Miles de personas observaban su recorrido, cargado de recogimiento y emoción. Era el 6 de septiembre de 1997, una semana después de que Lady Di perdiera la vida junto a su entonces pareja Dodi Al-Fayed, en un trágico accidente automovilístico ocurrido en el túnel del Alma, en París, cuando eran perseguidos por paparazzi.
 
Y hoy, casi 20 años después, William y Harry compartieron sus recuerdos de aquel momento en un documental preparado por la BBC. "Esa caminata fue una de las cosas más difíciles que he hecho en mi vida", sostuvo William.
 
"Se sentía como que ella caminaba junto a nosotros", agregó. Por su parte, Harry recordó el apoyo que recibieron de parte de los presentes que -rememoró- "tenían sus manos mojadas por las lágrimas que acababan de secarse".
 
"Diana, siete días", que será transmitido por la cadena británica el próximo 27 de agosto, relata los hechos que ocurrieron durante la semana siguiente al fatídico accidente en la capital francesa. Se trata de una nueva oportunidad para William y Harry, de abrirse y hacer públicos sus sentimientos relacionados con la muerte de su madre, que han mantenido en reserva durante 20 años.
 
Sin embargo, según han afirmado en entrevistas previas este año, ambos consideraron que el vigésimo aniversario del fallecimiento de Lady Di era una buena oportunidad para hablar sobre su madre "porque sentimos que se lo debemos (...) defender su nombre y recordar a todo el mundo el personaje y la persona que era ella".
 
Según publicó el Daily Mail, en otro documental recientemente transmitido por Channel 5 ("Diana: siete días que sacudieron al mundo"), Anji Hunter, el asistente personal del entonces Primer Ministro Tony Blair, afirmó que William se rehusaba a caminar detrás del ataúd de su madre, debido a que quería pasar el triste momento en privado.
 
Hunter agregó que fue el duque de Edimburgo quien finalmente persuadió a su nieto de hacerlo. Cabe recordar que en julio pasado, el conde Charles Spencer aseguró que los oficiales reales le mintieron el día del funeral de su hermana, asegurándole que sus sobrinos estaban de acuerdo con caminar detrás del ataúd de su madre.
 
"Me mintieron y me dijeron que querían hacerlo, lo que por supuesto no era verdad, pero no me di cuenta de eso", afirmó Spencer en entrevista con un programa de BBC radio.
 
El hermano de Diana describió el momento como "angustiante" y aseguró que "fue la media hora más horrible de mi vida", aunque reconoció que para sus sobrinos fue "millones de veces peor".