Conozca algo más sobre las obscenas ganancias de las isapres

El mercado de la salud sigue entregándole buenos dividendos a las aseguradoras. Ahora aprovechan el beneficio de las primas GES que les da el Estado, Por María Cristina Prudant

Según el informe de la Superintendencia de Salud, las Isapres alcanzaron utilidades por $55.646 millones en el primer semestre, un 131,9% real más respecto del mismo lapso de 2016.El superintendente Sebastián Pavlovic aseguró que estas cifras se sostienen “fundamentalmente por la mayor recaudación por las primas GES, a partir de julio de 2016 cuando se cobró la nueva prima”. Es decir, a lo que se refiere la autoridad es a lo que cobran las Isapres por las Garantías Explícitas en Salud (GES), las que en el sector público son gratuitas,  y que en el privado habitualmente no son usadas por los afiliados a estas aseguradoras. Según la Superintendencia de Salud, el problema es que sólo uno de cada 4 afiliados las utilizan.
 
Las Garantías Explícitas en Salud (GES), constituyen un conjunto de beneficios garantizados por Ley para las personas afiliadas al Fonasa y a las Isapres y que actualmente incluye 80 enfermedades. El poco uso que le dan a este beneficio del Estado en la salud privada se debería a que el mecanismo es muy engorroso. Para utilizar alguna de estas garantías, el médico tratante tiene que diagnosticarle la patología, pero el afiliado tiene que ir a la Isapre para que ésta lo derive a otro médico para seguir el tratamiento, es decir con uno que esté en el listado de la Isapre y en la mayoría de los casos las personas tienen su médico de confianza y les cuesta cambiarse con otro sobre todo cuando son patologías complicadas.
 
Cabe recordar que el costo del valor de las GES se reajusta cada tres años y en julio de 2016 seis de las siete aseguradoras abiertas aplicaron un reajuste, alcanzando un incremento promedio de 32,9%, pese a que no se sumó ninguna nueva patología y solo se mejoró la canasta de las enfermedades ya cubiertas.
 
Asociación Isapres no acepta cifras
 
Las cifras sobre las utilidades fueron refutadas por la Asociación de Isapres porque las consideran incorrectas y ellos dieron a conocer otras cifras sobre sus utilidades ya que excluyeron a Másvida y Óptima cuyas carteras se fusionaron a partir de mayo de este año. Según la gremial las Isapres registraron un crecimiento de 101% en el primer semestre de 2017 respecto del mismo periodo de 2016. Esto implicó ganancias por $43.813 millones.
 
La Superintendencia explicó que "la situación que afecta a la Isapre Masvida no es característica de la industria ni marca una tendencia. Es decir, su crisis financiera no representa una crisis estructural del sistema".
 
Desde la industria insisten que las cifras emitidas por la Superintendencia no serían comparables porque excluyen los datos contables de la ex Isapre Masvida, actualmente intervenida por el organismo controlador  y que solo reportaría pérdidas y que por el contrario, sí incluyen a Nueva Masvida -que absorbió a los afiliados de la ex Masvida- y la comparan con la ex Isapre Óptima.
 
El presidente de la Asociación de Isapres, Rafael Caviedes, afirmó que en su organización no tienen datos de la antigua Masvida, ya que la ex Isapre no presentó balances. Además, dijo que "no me cabe la menor duda de que sin la presencia de la vieja Isapre Masvida, los resultados están abultados".
 
Isapres utilizaron ajuste de la prima GES
 
Para el director del Instituto de Salud Pública de la UNAB, Héctor Sánchez, ex Superintendente de Salud,  el excesivo aumento de las utilidades de las Isapres tiene su base en el hecho que “lo que se hizo fue utilizar el ajuste de la prima GES para equilibrar las cuentas de las Isapres. Así de simple”.
 
Sobre la posición de la Asociación de Isapres que cuestiona la inclusión de Nueva Masvida y Optima señaló que “son elementos marginales porque si se revisa el incremento de las utilidades Isapre por Isapre, todas tuvieron fuertísimos incrementos en los márgenes de resultado y esto se debió exclusivamente por la prima GES”.
 
Añadió que “aquí debería dejarse establecido una muralla china entre lo que es los beneficios y los ingresos y los costos de lo que es el GES versus lo que es el Plan Complementario, si no es así vamos a tener permanentes vasos comunicantes entre estos”. Sánchez está de acuerdo en que hay que modificar la Ley.
 
 
La Ley debe establecer los límites
 
En opinión del académico “si se sube el precio de las GES y porque estimo que voy a tener más gasto y no los tengo, dado que la Ley me estableció que tengo que cobrar el valor de ese producto, la Ley me debiera dejar establecido claramente qué va a pasar si mis supuestos no se dieron”.
 
“Si yo me excedí en los supuestos es muy fácil generar utilidades de esa manera y saltarme un legítimo derecho que los afiliados están ejerciendo, que es el derecho a reclamar en los tribunales cuando sienten que los precios se los están subiendo de forma abusiva y como saben que en los tribunales, en caso de la prima GES, tiene opiniones divididas y a veces dictamina a favor de la Isapre y en otras de los afiliados usan el camino de la prima GES”, explicó.
 
Sánchez anticipa a nuestro Semanario que “los tribunales nuevamente van a darse cuenta y van a hacer lo que el regulador ni el Parlamento no están haciendo. El tribunal va a ajustar el problema porque a continuación va a empezar a acoger todos los reclamos que estén haciendo las personas a nivel de ajustes de precios de la prima GES por abusivos. En mi opinión, en el corto plazo, se viene la judicialización de la prima GES”.
 
En su opinión, “desde hace mucho tiempo el rol regulador de la Superintendencia se ha visto fuertemente debilitado. Hay que reconocer que las Isapres utilizaron un derecho que les da la Ley, por lo tanto lo que hicieron es legal, salvo que los tribunales digan lo contrario si se presentan recursos de protección”.
 
“Pero lo que sí debió ocurrir es que el regulador desde el primer día debió haber transparentado las cifras y los números que evitaran que se diera esta situación de aumento de precios. La falta del rol del regulador en términos de aportar información en forma oportuna cualitativamente suficiente y en todos los medios de comunicación, que la Ley se lo permite, podría haber inhibido estas conductas”.
 
Ninguna empresa en Chile tiene estas utilidades
 
El economista experto en temas de salud, Rafael Urriola sobre lo abultadas de las utilidades de las Isapres por la prima GES comentó que “la diferencia no es muy significativamente porque Caviedes dijo que era 110% y el Superintendente 130% si se incluye o no Masvida. En todo caso es mayor al 100% y eso no está en discusión y es bastante significativo de aumento de utilidades y creo que ninguna empresa en Chile puede exhibirlo este año”.
 
También detalló que son varios factores los que influyen en la gestión. “Uno de ellos es efectivamente, la prima GES, pero en realidad hay otros que vienen de antes como por ejemplo la cobertura misma de las Isapres que ha ido bajando lentamente de 65 a 62% los últimos cinco a seis años, pero va bajando. Y también el rechazo de las licencias médicas que cada vez es mayor en el sistema de Isapres. Otro factor que no se ha evaluado exactamente y es el asunto de los holding que están funcionando con las Isapres y algunas clínicas y eso hace que ellos puedan controlar los costos”.
 
El diputado Juan Luis Castro señaló que las utilidades “habla que la industria sigue teniendo ganancias sobre normales y el hecho de la prima GES es porque está subutilizada porque la usan una de cada cuatro personas, pero se las cobran a todos por  lo tanto es ingreso directo que le entra a la Isapre”.
 
Del mismo modo criticó el rol de la Superintendencia y lamentó que en este gobierno no se haya enviado la ley para reformar las isapres.
 
Hay que modificar la Ley de Isapres
 
La diputada independiente Karla Rubilar opinó al respecto que “el sistema de Isapres en su conjunto tiene problemas. Estoy convencida que esto que se genera cada cierto tiempo respecto de las utilidades en particular por aumento de la prima GES y si tiene esto o no relación con el uso, que es el problema más complejo, que finalmente se puede asociar a que este aumento de utilidades se deba a que las personas no utilizan el GES”.
 
En su opinión, “es en parte un síntoma general del problema del sistema por eso lo encuentro tan grave de que hayamos dejado pasar un gobierno completo, habiendo comprometido en el primer 21 de mayo una modificación a la Ley de Isapres. O sea, creo que este sistema como lo concebimos, como funciona no da para más por tanto era extremadamente importante haber enviado al Congreso una modificación que permitiera regular el sistema asegurador para proteger aún mucho más a las personas”.
 
Sobre el rol de la Superintendencia dijo que “está para regular y fiscalizar, pero también para informar a la ciudadanía sus derechos y eso parece haber estado muy ausente la relación con los usuarios el entregar la información en materia de Auge. También ellos tienen la facultad de fiscalizar a Fonasa y a los hospitales públicos en esa materia. Me parece que la Superintendencia no ha usado todas sus potestades y capacidades para proteger a los usuarios, particularmente entregándoles información para que tomen las decisiones más adecuadas”. 
 
Resultados por Isapre
 
Llama la atención que la que tuvo la variación más importante fue  Nueva Masvida (que nació de la compra de Masvida por parte de Óptima) que tuvo ganancias de $9.911 millones entre enero y junio, con un alza del 1.201% respecto del mismo lapso de 2016.
 
La explicación del Superintendente es que en mayo y junio esta aseguradora “recibió las cotizaciones de más de 400 mil afiliados y eso tiene un impacto importante en la cartera previa de isapre Óptima, que era pequeña. Por otra parte, todas las prestaciones que se otorgaron en esos meses aún no alcanzan a reflejarse en el porcentaje del gasto, por lo tanto en el tiempo se irá equilibrando esa situación”.
 
Por orden de mayor aumento respecto de enero-junio 2016, a Nueva Masvida le siguió Consalud (395,1%), Cruz Blanca: (146,4%), Banmédica (143,1%), y Colmena (78,9%), mientras que Vida Tres tuvo un balance negativo de -2,3%.
 
Al ordenarlas por las que obtuvieron mayores utilidades en el semestre, Banmédica es la que lidera el listado con $15.231 millones, seguida de Colmena con $10.039 millones y Nueva Masvida con $9.911 millones. Más atrás se ubicaron Cruz Blanca ($7.764 millones), Vida Tres ($5.629 millones) y Consalud y $5.151 millones.
 
Otros resultados
 
La rentabilidad sobre el capital y reservas del sistema aumentó desde 8,1% en junio de 2016 a un 17,7% en junio de 2017 y sobrepasa el promedio observado de los últimos años.
 
Respecto a la ganancia operacional, esta registró un incremento significativo, según la Superintendencia, alcanzando los $59.661 millones, con un crecimiento de 350% nominal (343% real) respecto del mismo periodo del año anterior.