Mike Pence anuncia que EEUU impedirá que Venezuela se convierta en un "Estado fallido"

“No nos quedaremos esperando mientras Venezuela se desmorona, pero es importante señalar, como dijo el presidente (Donald Trump), que un Estado fallido en Venezuela amenaza la seguridad y la prosperidad del hemisferio“, dijo Pence a periodistas en Colombia.

Estados Unidos impedirá que Venezuela se convierta en un “Estado fallido”, advirtió el vicepresidente Mike Pence este lunes antes de partir de Colombia hacia Argentina, segunda escala de una gira centrada en la crisis venezolana.

Pence habló con familias venezolanas que migraron por la difícil situación en su país, antes de concluir una visita de un día y medio a la ciudad colombiana de Cartagena.

“No nos quedaremos esperando mientras Venezuela se desmorona, pero es importante señalar, como dijo el presidente (Donald Trump), que un Estado fallido en Venezuela amenaza la seguridad y la prosperidad del hemisferio“, dijo Pence a periodistas a la salida del encuentro.

“Un Estado fallido en Venezuela impulsará una mayor migración”, advirtió.

Las autoridades calculan que hasta unos 350.000 venezolanos están en Colombia, muchos de los cuales huyeron de su país ante la crisis política y económica.

El gobierno de Nicolás Maduro enfrenta fuertes protestas opositoras que dejan 125 muertos en los últimos cuatro meses. Maduro también desató la ira de varios gobiernos con su proyecto en marcha de cambiar la Constitución a través de una asamblea elegida sin la participación de sus adversarios políticos.

Trump, que describe al gobierno de Maduro como una “dictadura”, dio un paso al frente en la crisis al deslizar la opción militar contra Maduro, una advertencia que Pence matizó a su paso por Colombia.

“Estamos decididos a usar a plenitud el poder económico y diplomático estadounidense hasta que veamos la democracia restaurada en Venezuela”, reiteró el vicepresidente estadounidense este lunes.

La gira, que también incluye a Chile y Panamá, se enmarca en una ofensiva diplomática que lanzó Estados Unidos contra el gobierno de Nicolás Maduro, cada vez más aislado internacionalmente.

Pence advirtió el domingo que Estados Unidos no aceptará “una dictadura” en Venezuela, pero desalentó en principio la opción militar que deslizó Trump contra el gobierno venezolano.

“Como dijo el presidente Trump hace unos días, tenemos muchas opciones para Venezuela pero el presidente tiene confianza en que, al trabajar con nuestros aliados en América latina, vamos a poder lograr una solución pacífica a la crisis”, declaró.