Excomandantes de las Fuerzas Armadas se sacan la careta: defienden la dictadura de Pinochet y critican el sistema democrático

La misiva, publicada el pasado viernes, fue firmada por 16 exComandantes de las Fuerzas Armadas y de Carabineros. En ella se cuestiona la justicia y el obrar del aparato político.

El pasado día viernes el diario El Mercurio publicó una carta titulada “Septiembre, Fuerzas Armadas y Carabineros”, la que venía firmada por 16 exComandantes de las Fuerzas Armadas y de Carabineros.
 
En ella hicieron mención a la celebración de las fiestas patrias, pero también un recordatorio de lo que significa el mes de septiembre en la vida de las Fuerzas Armadas y de la democracia nacional.
 
Buscaron dejar en claro su disconformidad con la forma como se valora la historia nacional “cuando el plano político y judicial mira y evalúa el ayer solo con los ojos y el criterio de hoy”, dijeron. Junto con una queja al funcionamiento del sistema judicial, a los procesos y a las condenas, y nuevamente defender a los condenados por delitos de lesa humanidad.
 
Además, desencantados con el funcionamiento de la transición, aseguran “considerar grave que al único sector que ha asumido sus culpas en el ayer se lo discrimine tan abiertamente. Por el contrario, los otros actores, activos y pasivos, disfrutan de un Chile donde para ellos están todos los caminos y espacios abiertos, sin que hayan respondido por sus propias culpas…”.
 
Finalmente, buscando un reconocimiento de su accionar en el ámbito transicional a la democracia, reclaman la falta de valoración de “lo contribuido a un actuar que buscó cerrar las heridas existentes, en el convencimiento de que había una voluntad de considerar el contexto del pasado y hacer racionalmente justa la forma de responder por el mismo. Actualmente se ha trastocado todo aquello”.
 
 
Reacciones
 
Conversamos con Cristian Cruz, abogado de Derechos Humanos, para saber cuál es su mirada frente al inserto que publicó El Mercurio.
 
“La publicación me recordó las palabras de Pablo Escobar, quien hablaba de una modificación legal, de mirar el futuro y de crecer como sociedad pero siempre bajo la amenaza latente de la fuerza. Recordemos que la carta fue firmada por exComandantes de las Fuerzas Armadas y de Carabineros, quienes fueron los protagonistas de las barbaridades ocurridas en dictadura”, indicó el abogado.
 
“La publicación demuestra o una ignorancia o una mala fe por parte de los firmantes, esto porque dicen haber colaborado con la Justicia y con el país, cosa más errada y equivocada no hay, porque nunca lo han hecho”, apuntó Cruz.
 
“En lo que respecta al llamado, soy yo quien les hace uno: colaborar con el Ministerio Público para así terminar con las responsabilidades de todos los agentes de estos organismos que han cometido fraude y que han robado al patrimonio de Chile”, finalizó.
 
Para Alicia Lira, presidenta de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (AFEP), el tema es doloroso.
 
“Faltan palabras para describir. Como agrupación consideramos que la carta publicada en el diario El Mercurio llega en pasajes a la sedición. Porque tener una opinión, más si se trata del alto mando, es grave al hacer referencia de la falta de un debido proceso, de un ensañamiento y de figuras ficticias”, indica Lira.
 
“Desconocen totalmente los fallos y la justicia que han llevado adelante los abogados y ministros de derechos humanos. Hablan de nuevas causas que se abren, lo que es completamente falso”, aclaró la dirigenta.
 
“Los únicos que no tuvieron un debido proceso fueron nuestros familiares. El ensañamiento fue el que ellos tuvieron contra nuestros familiares. Varios integrantes de las Fuerzas Armadas pertenecieron a la DINA, torturaron, hicieron desaparecer  y asesinaron, y ahora solicitan una ética de derechos humanos. Me parece que el Gobierno no debe guardar silencio frente a esta carta que desconoce el terrorismo de Estado que aplicaron. Es una apología al terrorismo”, concluye.
 
Por su parte el ministro de Defensa, José Antonio Gómez, también comentó la carta

Consultado por el tenor de la carta, que además denunció “falta de debido proceso” en las causas por violaciones a los DD.HH., la autoridad contestó: “Los ex comandantes en jefe son civiles. No son parte de la institución. Por lo tanto, tienen la posibilidad de opinar. Lo segundo y que quiero decir con mucha fuerza es que me alegro de poder vivir en un país como Chile en que tenemos libertad de expresión”.

Gómez aseguró que “si en dictadura 13 o 16 comandantes en jefe hubiesen hecho una declaración de esta naturaleza, les aseguro que estarían presos o desaparecidos”.
 
Finalmente, desde el Gobierno también comentaron la misiva. La ministra Secretaria General de Gobierno, Paula Narváez, recordó que las víctimas “fueron perseguidas, muchas de ellas desaparecidas y muchas de ellas no se conoce su destino. Durante todos estos años, lo que ha habido es un esfuerzo por más verdad, por justicia y reparación, ese es el único camino posible: Verdad, justicia y reparación”, comentó.
 
“Eso es lo que necesita nuestra democracia. Afortunadamente la democracia no se lesiona ni las instituciones de la República tampoco cuando actúa la justicia, la justicia sin apellidos. Poner eso en entredicho es quitarle legitimidad a nuestra institucionalidad”, indicó la secretaria de Estado.