Evangélicos divididos: Mesa Ampliada critica "enfriamiento" de relaciones con el Gobierno anunciado por el Concilio Nacional

"No podemos darle golpes a quienes invitamos a nuestra casa", manifestó el obispo Emiliano Soto, presidente de la Mesa y quien dijo luego de la ceremonia religiosa que la arremetida en contra de la Mandataria fue producto de una modificación sin consulta a último minuto.

La organización Mesa Ampliada de Iglesias Evangélicas criticó esta mañana el "enfriamiento" de las relaciones con el Gobierno anunciado este miércoles por otro sector denominado Concilio Nacional de Iglesias Evangélicas, luego de las críticas emanadas en el último Tedeum en contra de la Presidenta Michelle Bachelet.

"No podemos darle golpes a quienes invitamos a nuestra casa", manifestó el obispo Emiliano Soto, presidente de la Mesa y quien dijo luego de la ceremonia religiosa que la arremetida en contra de la Mandataria fue producto de una modificación sin consulta a último minuto.

De esta forma, el obispo respondió al anuncio realizado esta mañana por otro organismo de iglesias evangélicas, el Concilio Nacional, de un "enfriamiento en las relaciones con el Gobierno, porque se ha faltado a la verdad, porque en este templo no se insultó a la Presidenta (de parte de) los líderes que estaban en el altar".

"Tal vez las personas no logran darse cuenta hasta donde pueden afectar con sus palabras al otro. Si yo digo cosas con palabras hirientes, el criterio de la persona que recibe eso recién va a acusar el golpe", comentó Soto, según La Tercera.

Añadió que "si la persona dice que le faltaron el respeto, yo al menos pido disculpas, porque es importante seguir manteniendo las relaciones, no insisto en una tozudez, en una soberbia, en una posición intransigente de continuar en una posición que podría decirse tan dura. Todo lo contrario, más vale pedir perdón, decir que nos equivocamos, porque las disculpas engrandecen a las personas".