Senador Harboe dice que diácono que atacó a Bachelet en Te Deum "es sumamente descriteriado y limitado"

El senador PPD conoce al diácono evangélico y lo criticó duramente el accionar de Eduardo Durán y de la derecha política, quienes en lugar de defender la Presidencia de la República, festinaron con el ataque sufrido por Bachelet.

Polémica causaron las palabras de Eduardo Durán, líder evangélico, quien criticó duramente a Michelle Bachelet por la despenalización del aborto y matrimonio igualitario en el Te Deum.
 
Durán dijo en su discurso del domingo que “se ha dicho para justificar uno de estos proyectos que prejuicios añejos no pueden ser más fuertes que el amor; nada más alejado de la realidad por nuestras iglesias, por sobre todo promueven el amor, porque Dios es amor”.
 
 
 
Luego agregó que la iglesia no puede callar frente a la contingencia nacional en temas tan sensibles. “Yo creo que era la oportunidad de decirlo y en ningún momento fui falta de respeto”, enfatizó.
 
Reacción
 
El senador PPD Felipe Harboe envió este martes una carta a El Mercurio donde criticó fuertemente la intervención de Durán en el Te Deum asegurando que gracias a “su parentesco y adhesión opositora tomó la palabra en la más importante ceremonia republicana”, al recordar que Eduardo Durán Salinas es hijo de Eduardo Durán Castro, importante obispo evangélico.
 
Aseguró que sus palabras fueron para “hacerse notar frente a su candidato presidencial”, destacando la ignorancia de Durán frente a las reformas en materia religiosa que desarrolló la presidenta Bachelet.
 
Finalmente, hace mención a una anécdota de cuando Eduardo Durán se desempeñaba como Gobernador de Ñuble, y de forma arbitraria, intento desalojar a la entonces candidata presidencial. Fue tan descriteriado su accionar, que tanto Carabineros como el alcalde se opusieron.
 
“No estuvo a la altura del cargo de Gobernador”
 
En conversación con el senador PPD Felipe Harboe, se refirió a la figura de Eduardo Durán Salinas, tanto en el Te Deum como en su desempeño político bajo la presidencia de Sebastián Piñera.
 
“Yo podré tener alguna cercanía con algunas iglesias evangélicas, pero me parece que lo del domingo pasado fue una falta de respeto. Se trató de algo muy delicado haber puesto a esta persona como orador, porque él siempre ha sido alguien sumamente descriteriado. Tiene un criterio bastante limitado, al igual que como yo relato en la carta con la situación límite que vivimos en Chillán”, comentó el senador.
 
Sobre lo ocurrido el Chillán, fue así: “Sucedió que Bachelet, cuando ella era candidata presidencial, nos reunimos en Chillán, cuando yo también era candidato, fuimos a una actividad, donde ella se demoró el llegar. Después, en lugar de 500 personas tuvimos más de mil, el resultado fue que, me queda la impresión, que Durán, que era Gobernador, se puso celoso, y mandó desalojar el lugar. A lo que el prefecto de Carabineros como el alcalde, que era UDI, dijeron que tal medida no correspondía. Fue un completo descriterio. Se comportó de forma inmadura, impulsiva y completamente inapropiado. No estaba a la altura del cargo de Gobernador”.
 
¿Habrá cambiado en estos años?
 
“A juzgar por lo que hizo en el Te Deum claramente no. No me cabe ninguna duda que fue un acto de campaña, incluso actuando como un operador político antes que como un hijo de un Obispo. Intentaba congraciarse con Piñera. Es más, cuando uno lee los twitter de Piñera y de Chadwick, durante y después de la ceremonia, estaban contentos por lo que había pasado”, apuntó.
 
¿Cree que tendrá una respuesta positiva en el mundo evangélico?
 
“Me parece que no todos sintonizan con su mensaje, de hecho creo que hay muchos que consideraron que se había utilizado, por primera vez, el púlpito para una campaña política”
 
¿Y cuando era Gobernador?
 
“Insisto, el dejó muy pocos recuerdos buenos de su gestión como Gobernador en Ñuble, incluso en la derecha. La sensación nunca fue muy buena, sumado que él no vivía en la zona. Él estaba en el lugar de lunes a jueves, porque el viernes se iba a Concepción”.
 
¿Y sobre la respuesta que tuvo la derecha frente a la vehemencia vista en el Te Deum?
 
“Me parece que aquí Sebastián Piñera perdió una tremenda oportunidad de poder demostrar que más allá de las diferencias políticas respeta la institución de la Presidencia de la República. Me parece que se equivocó al mandar tuits celebrando el desarrollo del Te Deum, porque si el día de mañana es a él a quien se le agrede en una actividad pública, siendo Presidente de la República, y si estoy yo presente lo voy a defender. Por el cargo que detenta. No me parece que él haga caso omiso de lo sucedido y que no hubiese salido públicamente a condenarlo. Podemos compartir el fondo del planteamiento pero la forma es lo distinto. Él perdió una gran oportunidad”, finalizó el senador Felipe Harboe.