Vocero de evángelicos de ultra derecha miente, dice diputada Girardi. Fue candidato por RN por Cerro Navia y perdió

Se busca distanciar al mundo evangélico de la política, y principalmente de la derecha, sin embargo las evidencias dicen algo completamente diferente: En la foto de esta crónica se puede ver a Cristián Nieto, el vocero del "enfriamiento con el Gobierno", en una posada sesión fotográfica con la esposa de Piñera, Cecilia Morel. Además, fue candidato a diputado por RN por Quinta Normal y Cerro Navia. En su apasionada conferencia de prensa, dijo que no pertenecían a ningún grupo político: ¿En qué quedamos?

Por Alfredo Peña

La situación todavía no consigue encontrar calma, tanto en el Gobierno como en la ciudadanía, esto porque el distanciamiento entre parte de las autoridades evangélicas -"los canutos fanáticos" como dijo el propio vocero, Cristián Nieto- con la administración de Michelle Bachelet sigue siendo un tema país.
 
Aunque muchos no lo quieren, inevitablemente la situación terminó siendo un problema político: la fuerte, e indesmentible, relación que existe entre la derecha política y algunas de las principales autoridades evangélicas.
  
Más cerca de la política de lo que dice
 
“No nos traten como si fuéramos un grupo de partidarios políticos o como si estuviéramos participando de una ideología, cuando no es así”. Con esas palabras, el director de comunicaciones del Concilio de Iglesias Evangélicas, fundamentalmente de la Iglesia Pentecostal, Cristián Nieto, intentó desmarcarse de las acusaciones sobre una posible operación política de la derecha en el discurso de Eduardo Durán en el Te Deum del domingo pasado.

Cabe hacer notar que tres Obispos de este facción de esta Iglesia, integran el Consejo Ciudadano de la campaña de Piñera, entre ellos el jefe de la Iglesia Metodista Pentecostal, que está a cargo de la Catedral evángelica de la Alameda, Eduardo Durán Castro, padre de Eduardo Durán Salinas, quién lanzó las más fuertes agresiones verbales desde el altar contra Bachelet en el Te Deum, y quien singularmente, también es candidato a diputado en la actualidad por RN, contando con el apoyo político de su padrino dentro de Renovación Nacional, el secretario Nacional, Mario Desbordes.
 
 
 
Cristian Nieto, el vocero evangélico que fue candidato a diputado RN.
 
Pero los hechos dicen algo diferente. De acuerdo a los registros del Servicio Electoral (Servel), el propio Nieto fue candidato a diputado de Renovación Nacional (RN) en el distrito 18 (Cerro Navia, Lo Prado y Quinta Normal) en las elecciones parlamentarias de 1997.
 
Eso sí, tuvo poco éxito. No fue electo y sólo logró el 4,43% de los votos, siendo ampliamente superado por el doblaje de Guido Girardi en esa zona. Además ha tenido una participación activa, tanto que en su blog mantiene un archivo de fotografías donde se muestra junto a Sebastián Piñera o el expresidente de RN, Carlos Larraín, según información de radio Bío Bío.
 
La cercanía que evidencian algunos de los principales representantes del mundo evangélico con el mundo político, y principalmente con la derecha, es algo que como premisa se ha buscado ocultar.
 
Incluso, cuando el mismo Nieto acusa que se trata de politizar el movimiento evangélico, siendo esto algo negativo, falta a la verdad al pasar por alto muchas de las candidaturas parlamentarias que se han levantado en los últimos años.
 
Cosa que no debería ser vista como negativa, pero que la violencia que se dejó sentir en el pasado Te Deum marcó la agenda.

Es más, antes de la llegada de la Presidenta Bachelet al Te Deum, este vocero de los evángelicos, conversó largamente  con Piñera al interior de la Catedral. Incluso en la trasmisión de la televisión se pudo ver la amena charla de Nieto con Piñera.
 
Varias preguntas saltan de esta conversación: ¿el vocero le informó a Piñera sobre la encerrona que planeaban contra la Mandataria?, ¿le contó Nieto a Piñera que subiría al altar un candidato a diputado del ex partido del propio Piñera a lanzar una proclama política?, ¿le dijo que subiría al altar Eduardo Durán, que fue designado en un cargo político por Piñera hace cuatro años atrás, como lo es ser Gobernador de Ñuble?, ¿le dijo el vocero a Piñera que a espaldas de las otras entidades evángelicas habían cambiado el programa y en vez de ser un acto religioso -donde Bachelet es invitada- se transformaría en un acto político contra el Gobierno y la propia Presidenta?
Son preguntas sin responder del vocero.
 
Cerro Navia
 
La parlamentaria Cristina Girardi ha vivido una vida ligada a esta comuna, como concejala, alcaldesa y luego diputada. Ella ha visto desde cerca el paso político del sector evangélico tratando de posicionar su mirada.
 
Al reflexionar sobre lo que evidencia el mundo evangélico en su accionar político, la diputada dice que “me parece que un sector importante del mundo evangélico sí está con la derecha, aunque se debe establecer que hay otro sector que no. El problema de esta situación es que independiente de saber que algunos pastores y obispos tienen opciones políticas definidas, lo que ocurrió el día del Te Deum daño a la institución”.
 
“El involucramiento directamente como un partido de derecha dañó la imagen que se tiene del mundo religioso evangélico. Lo que se produjo el día del Te Deum fue ver a la Iglesia evangélica como una institución, en un acto declaradamente político, y no lo frenó ni se auto marginó. No dijo que se trataba de un sector, sino que fue la Iglesia en lo más amplio. Los temas espirituales pasaron a un segundo plano”, complementó la diputada.
 
 
Sobre la negativa que se ha elevado desde el lado disidente del mundo evangélico que asegura no tener relaciones políticas, la parlamentaria dice: “Me parece que el accionar evangélico sí es político, aunque si tomamos los principios evangélicos es la verdad, ellos están faltando a este principio al no reconocer estas intenciones. Aquí se esta mintiendo ni se está hablando con la verdad. Se debe decir que las personas montaron el acto del día del Te Deum, y que no fue un evento espiritual, fue un acto político y de un determinado sector político que no representó a la amplia variedad política”.
 
“Yo estuve ese mismo día en una ceremonia evangélica en Cerro Navia, donde el obispo Cristián Castro tuvo una actitud completamente distinta de la que se vio en el Te Deum. Su mirada es que las diferencias políticas no pueden ser una causa para disminuir o cambiar el amor que se siente por el otro. Lo que no me queda claro es quién maneja a quien. La Iglesia a los políticos o los políticos a la Iglesia. Claramente aquí hay una instrumentalización y un manejo desde alguno de los dos lados. Queda claro que hay una relación media incestuosa entre estos dos sectores”, finalizó.