Katherine Orellana: "No soy violenta, solamente estoy enferma"

La ex "Rojo Fama contra Fama" planteó que "cuando una está en esa parada, alcoholizada, no disciernes, no piensas, no tienes sentimiento. Te conviertes completamente en una botella".

"Asumir una enfermedad es difícil. No soy violenta, solamente estoy enferma", aseguró Katherine Orellana en medio del programa "Primer Plano" la noche de este viernes, tras el incidente que protagonizó el sábado pasado y que la llevó a ser formalizada por violencia intrafamiliar en contra de su pareja Jorge Cáceres.

La ex "Rojo Fama contra Fama" planteó que "cuando una está en esa parada, alcoholizada, no disciernes, no piensas, no tienes sentimiento. Te conviertes completamente en una botella".

 
Y añadió que "una enfermedad que es crónica como la que tengo... Me hice muchos tratamientos ambulatorios en los que decía 'ah, bueno, voy a alcanzar el logro. Voy a llegar a controlar esto, como pueda'. Siempre lo pensé, hasta una semana atrás lo seguía pensando. Yo recién cambié de opinión cuando vi a Jorge entrar a tribunales, con su cara".

"Es fome no acordarte de nada", recalcó entre lágrimas, en referencia a que no tiene una recolección de la pelea que la llevó a ser formalizada.

Más tarde, sostuvo que "yo he perdido pegas por mi enfermedad. Por mi responsabilidad. Tengo una suerte inmensa, creo que Dios me quiere demasiado, porque no tengo necesidad de trabajo, tengo una familia que siempre me ha apoyado. Tengo buenos amigos dentro del medio. Tengo gente de verdad".

"La única persona que se ha farreado esto he sido yo. Si yo he perdido pego o tengo disminución de pega, es porque he sido irresponsable, no he rendido como la gente me conoce. No lo he hecho. Porque los productores no se arriesgan a llevar a una cabra que quizás no va a llegar al aeropuerto, porque quizás va a llegar alcoholizada", continuó.

Y fue enfática al sostener que "eso es un secreto a voces. Yo no me puedo hacer la huevona y querer tapar el sol con un dedo. Siempre hablaba del resto y nunca de mí. Miraba la paja en el ojo ajeno".