Trabajador que sobrevivió con 95% del cuerpo quemado da esperanzas a Ignacio Lastra

Actualemente, el exchico reality continúa internado en la clínica Indisa y ha demostrado avances, pese a que todavía se encuentra en estado de gravedad.

La semana pasada Ignacio Lastra y su novia Julia Fernández tuvieron un grave accidente automovilístico, que dejó al modelo con más del 90% de su cuerpo quemado y a su acompañante con quemaduras menores y una fractura en la clavícula.
 
Actualemente, el exchico reality continúa internado en la clínica Indisa y ha demostrado avances, pese a que todavía se encuentra en estado de gravedad.
 
Por eso, un trabajador contratista que fue gravemente herido, tras una violenta explosión en un edificio de Las Condes en 2016, quiso entregarle un esperanzador mensaje a Lastra, ya que él también quedó con el 95% de su cuerpo quemado, cifra similar a la estimada para el modelo nacional.
 
Se trata de Manuel Jiménez, quien en “La Mañana” de Chilevisión, contó cómo sobrevivió contra todo pronóstico, gracias a sus ganas de recuperarse, el apoyo de su familia y el trabajo del equipo médico. Hoy muestra una impresionante recuperación.
 
Este trabajador envió a Ignacio mucho ánimo y fuerzas para su pronta recuperación. “Hay que darle buenas vibras y energía positiva a este muchacho, no mala onda, hay que hablarle y decirle que va a salir. Que le queda mucho tiempo por delante”, afirmó.
 
Agregó que cuando él recuperó la consciencia luego de tres meses decía “no, yo me tengo que ir de aquí, no puedo quedar más tiempo del que he estado, y lo mismo este niño, cuando despierte tiene que mentalizarse con que va a salir de ahí”, recalcó.
 
“Él es mucho más joven que yo y puede recuperarse, tiene mucha más fuerza. A mí se me recuperó la piel bastante bien, yo tengo pequeñas marcas, pero él era deportista, tenía buen físico, así que debería ser mucho más fácil”, explicó.
 
Visiblemente emocionado, Manuel Jiménez destacó todo el apoyo que recibió de los bomberos que lo rescataron y el equipo médico que lo recibió. Hoy se atiende en el Hospital Sótero del Río y espera volver pronto a trabajar en lo que ha hecho desde siempre, la construcción.