Corea del Sur busca reducir tensión y abre la puerta al diálogo con Pyongyang

El viceministro de Unificación, Chun Hae-sung, aseguró que "el Gobierno está considerando todos los pasos necesarios para reducir las tensiones y mantener la paz".

El Gobierno de Corea del Sur dijo hoy que hará "todos los esfuerzos para rebajar la tensión" con Corea del Norte y que "está abierto al diálogo" con el régimen de Kim Jong-un, en medio del beligerante cruce de amenazas entre Pyongyang y Washington.

"El Gobierno está considerando todos los pasos necesarios para reducir las tensiones en la península (de Corea) y mantener la paz desde la fuerte alianza entre Seúl y Washington", apuntó hoy durante un evento en Seúl el viceministro de Unificación surcoreano, Chun Hae-sung.

La escalada de tensión entre Corea del Norte y EE.UU. ha llegado en la última semana a un nivel explosivo después de que Pyongyang haya amenazado con atacar la isla estadounidense de Guam, en el Pacífico Oriental, y Washington haya respondido que está "listo para el combate".

El viceministro aseguró además que "al mismo tiempo, Corea del Sur dejará la puerta abierta al diálogo con el Norte y a hacer varios esfuerzos para resolver las tensiones", según declaraciones recogidas por la agencia Yonhap.

Los duros enfrentamientos verbales entre Corea del Norte y EE.UU. están enturbiando los esfuerzos del nuevo Gobierno de Seúl de llevar a cabo un acercamiento con Pyongyang, a quien propuso recientemente celebrar un dialogo militar, sin que haya habido una repuesta de momento.

Desde su llegada al poder en mayo, el nuevo presidente surcoreano, el liberal Moon Jae-in, ha tratado de mejorar los lazos con Corea del Norte, aunque también ha apostado por mantener las sanciones impuestas al régimen de Kim Jong-un por sus continuas pruebas armamentísticas.