Justicia anula condena contra alemán que se fugó de Colonia Dignidad

Se trata de Ernest Kneese, acusado de injurias contra la exColonia Dignidad, enclave alemán donde se produjeron vejámenes y de la que se fugó en 1967.

La justicia anuló este miércoles la condena de cinco años de cárcel que pesaba desde hace 50 años sobre el alemán Ernest Kneese, acusado de injurias contra la exColonia Dignidad, enclave alemán donde se produjeron vejámenes y de la que se fugó en 1967.
 
La Corte Suprema decidió absolver a Kneese “por haber sido probada satisfactoriamente su completa inocencia” de los cargos de “injurias graves” formulados en contra de Hermann Schmidt, director de la Sociedad Educacional y Benefactora Dignidad, en 1967, según indicó el fallo difundido por el Poder Judicial.
 
“Ernest está feliz, estuvo muchos años luchando por esto”, manifestó a la AFP Hernán Fernández, abogado defensor del alemán.
 
Kneese se fugó varias veces de Colonia Dignidad, un enclave rural fundado en 1961 por el excabo nazi Paul Schäfer, quien instaló un oscuro sistema de adoctrinamiento, trabajo esclavista y abusos sexuales a menores.
 
Tras varios intentos de fuga, Kneese logró su cometido cuando tenía 16 años, y luego de varios periplos pudo huir hacia Argentina donde tomó un avión que lo llevó hasta Alemania donde reside actualmente.
 
En ese entonces, Kneese fue demandado por los jerarcas alemanes del enclave por injurias graves, ya que denunció en reiteradas ocasiones los vejámenes que ocurrían al interior de ese recinto. Por esto, un tribunal chileno lo condenó a cinco años de cárcel en 1967.
 
Las denuncias de Kneese “no tuvieron por objeto lesionar intencionalmente la honra de otros; sino informar a la población en general, y a la autoridad en particular, de los graves hechos que estaban ocurriendo en Colonia Dignidad”, indicó el fallo de la Corte Suprema.
 
Ernest Kneese sigue junto a su familia como un activo denunciante de las atrocidades que ocurrieron en el enclave alemán.
 
En 2010, Paul Schäfer falleció a los 88 años en la cárcel, mientras cumplía una condena de 20 años por homicidio, abusos sexuales a menores e infracción a la ley de armas y torturas.
 
En tanto, Hartmut Hopp, un médico alemán de 76 años, mano derecha de Schäfer, fue condenado la semana pasada en Alemania a cinco años de cárcel luego que la justicia chilena le aplicara esta pena en 2011 por 16 casos de abusos sexuales a menores.
 
Colonia Dignidad también fue utilizada para la detención y tortura de presos políticos de la dictadura de Augusto Pinochet. 
 
Fuente: radio Biobío.