Vuelven los viejos estandartes del Congreso. Dicen que tanto candidato desconocido les ayudará a ganar

Los exdiputados René Alinco (PR) y René Aedo (RN) explicaron las razones del retorno. Uno apela al regionalismo, el otro a su “capacidad intelectual”. Por Equipo Cambio21

Una de las gracias del nuevo sistema electoral proporcional que debuta este año en reemplazo del binominal, es la gran cantidad de candidatos que permite presentar, a causa del aumento de los cupos a elegir (de 38 a 50 senadores y 120 a 155 diputados) y del rediseño de los distritos a nivel nacional (disminuyeron de 60 a 28).
 
Entre esa inmensidad de postulantes están aquellos que tienen un largo “carrete” político y que ansían volver al Congreso y otros que quieren terminar su carrera en el segundo poder del Estado.
 
Entre ellos están los exsenadores que aspiran a la Cámara Alta: Camilo Escalona (PS), por Aysén; Nelson Ávila (PR), por Valparaíso; Hernán Vodanovic (Indep-DC), por Aysén; el exdiputado Francisco Bartolucci (UDI), por Valparaíso, y el excanciller y exagente de Chile en La Haya, José Miguel Insulza (PS), por Arica-Parinacota.
 
 
Además, se cuentan a los exdiputados que son candidatos a la Cámara Baja: Iván Paredes (PS), por Arica; René Aedo (RN), por Copiapó; Tomás Hirsch (PH), por Las Condes; Enrique Accorsi (PPD), por Las Condes; Juan Carlos Latorre (DC), por San Cruz; Pablo Prieto (exUDI), por Talca; Jaime Naranjo (PS), por el Maule Sur; Gabriel Ascencio (DC) por Puerto Montt; René Alinco (PR) por Coyhaique, y el exsenador Carlos Küschel (RN), por Puerto Montt.
 
“Nadie puede apuntarme con el dedo”
 
El otrora “diputado obrero” René Alinco dice estar “aburrido de los afuerinos y los turistas que dicen que quieren la región y después se van”, palo que recae en su verdugo de 2013, el parlamentario Iván Fuentes (DC), que repostula en La Cisterna y San Miguel, y el exsenador Camilo Escalona (PS), que aspira al Senado, y varios otros más.
 
En diálogo con Cambio21, el ahora militante radical y exmiembro del PC, el PPD y el PRO aseguró que “vamos a ganar, porque tenemos sondeos que así lo señalan. Además que la gente está convencida de que el hombre por naturaleza es imperfecto y que por lo mismo los políticos hay que aceptarlos con sus bondades y sus defectos”.
 
En su opinión, “lo más importante es que nuestros problemas los tenemos que resolver los ayseninos, no gente de afuera. Aquí la gente conoce mi accionar desde que era concejal. Por eso que tiene que informarse ante la gran cantidad de opciones de candidatos que hay, lo que es bueno”.
 
El dirigente afirmó que su primer proyecto de ley será castigar la corrupción y los conflictos de interés, “porque nadie puede apuntarme con el dedo. Tengo las manos limpias y nunca recibí coimas de nadie”.
 
“Necesitamos trabajo digno, sueldos regionalizados y terminar con la mentira de que Santiago es más caro que Aysén. Es urgente mejorar la conectividad, disminuir la contaminación y entregar energía eléctrica y gas para la calefacción”, recalcó.
 
“Faltan médicos en el Parlamento”
 
Por su parte, René Aedo, exdiputado de RN, manifestó que los primeros que le cuestionaron su candidatura “fueron los miembros de mi familia”.
 
 
“’Para qué te vas a presentar. Eres médico, te va bien, no necesitas hacer nada más’, me decían. Pero, la verdad, a mí me gusta el servicio público. De hecho, cada vez me desligo más del sector privado. Creo que hay mucho por hacer y la gente me tiene aprecio y sabe que la zona necesita a alguien con capacidad intelectual y conocimiento”, comentó a este diario.
 
El profesional advierte que es “competitivo” en la arena de campaña. Sin embargo, admite que “hoy ser parlamentario no es visto como algo positivo por la ciudadanía. Eso critica la gente. Lo bueno es que mi experiencia en las comisiones de Hacienda, Presupuestos y Minería me ayuda mucho. Es bueno ese factor”.
 
“En este distrito se presentan 28 postulantes, lo que es una ventaja para mí”, enfatizó, “dado que la mayoría de ellos no son conocidos. En cambio, yo tengo cerca de 30 años de trabajo en el área de la salud. Es más, creo que faltan médicos en el Parlamento”, remató.